Arquitectura en Italia (VI) – Viajes Italia

RENACIMIENTO Y MANIERISMO

La arquitectura renacentista primero se hizo visible en Roma en la obra de Bramante a principios del siglo XVI. El Renacimiento fue una época de armonía y equilibrio en todas las artes, tal vez el momento más definitivo a este respecto desde el siglo V aC en Grecia.

renacimiento - manierismoEl arte del Renacimiento, buscó un efecto general y unificado de la representación pictórica o la composición arquitectónica, el aumento de la fuerza dramática, la presencia física de una obra de arte, recolección de sus energías, formando un equilibrio controlado. Debido a que la característica esencial del arte renacentista fue su unidad, un equilibrio relativo como una cuestión de intuición, más allá del alcance del conocimiento racional o la habilidad técnica.

En el Renacimiento el enfoque de la arquitectura se trasladó físicamente desde Florencia a Roma y a Venecia, mientras que sus objetivos estéticos se convirtieron en la búsqueda de una experiencia espacial que abarca todos. Los tres arquitectos más importantes del siglo fueron Donato Bramante, Miguel Ángel y Andrea Palladio.

La arquitectura manierista,  fue más o menos contemporarnea con el arte manierista, llama la atención sobre elementos de diseño que afectan particularmente a través de la paradoja visual y la confusión. El primer maestro del estilo manierista en la arquitectura fue Miguel Ángel Buonarotti, cuya arquitectura está llena de elementos confusos y contradictorios.

La arquitectura manierista, tiró los principios de Vitruvio de congruencia y simetría en la basura. Hay una tensión en los edificios manierista entre el orden y el desorden, entre la funcionalidad y la inutilidad. Todo esto se hace con la intención de llamar la atención sobre el hecho de que la arquitectura es una invención, una obra de arte, un artificio. Aquí podemos ver los orígenes de la arquitectura post-moderna con su énfasis en la desproporción y la no funcionalidad.

Los manieristas, sin embargo, nunca abandonaron totalmente a Vitruvio. Los edificios manierista eran muy proporcionados y diseñados de forma rígida, que no presentan, sin embargo, una superficie serenamente simétrica, sino que lo que se queria era más bien llamar la atención sobre la utilización misma de los elementos arquitectónicos. Un ejemplo de arquitectura manierista es la Villa Farnese en Caprarola.

Otros usuarios buscaron:

Destinos que te interesan: